Paul Surridge deja Roberto Cavalli

Paul Surridge se alista a dejar Roberto Cavalli tras haber presentado su última colección el último 23 de febrero en las pasarelas milanesas. El diseñador que estaba a cargo de la dirección creativa de la marca desde mayo de 2017 decidió tirar la toalla. Una fuente próxima a la empresa ha confirmado a FashionNetwork.com la información revelada este jueves por la mañana por WWD. Por su parte, la firma ha preferido no hacer comentarios.


Paul Surridge al final de su último desfiles para Roberto Cavalli, en febrero pasado - © PixelFormula

El diseñador británico llegó a Roberto Cavalli en medio de un contexto delicado. Adquirida en abril de 2015 por el fondo italiano Clessidra, después de un año atravesando dificultades financieras, la firma había nombrado en 2016 a Gian Giacomo Ferraris como su CEO para su relanzamiento y reposicionamiento como enseña de lujo. El modisto se unió a la marca un año más tarde, tras una profunda reestructuración.

“El proyecto por el que Paul Surridge había sido fichado cambió con el tiempo. Las inversiones no continuaron, como son testigos, por ejemplo, las principales boutiques de la marca, que no cambiaron y que presentan aún el concepto de distribución del diseñador creativo precedente, Peter Dundas. La publicidad fue reducida fuertemente. En cuanto a los medios para la creación, éstos eran limitados. Por falta de medios, los desfiles no estaban hechos para reposicionar a Roberto Cavalli en el mundo del lujo. En ese contexto, un relanzamiento se torna imposible”, explicó la fuente.

Paul Surridge había sido elegido hace dos años para orientar la firma hacia otra dirección, en relación con la estética original del fundador Roberto Cavalli, que era super glamurosa, sexy y llamativa. Una estrategia que complicó, sin lugar a dudas, su trabajo.
Finalmente, el diseñador “está evaluando otras proposiciones y para hacerlo de forma serena tenía que salir de Roberto Cavalli”, agregó la fuente. “Paul Surridge no tiene un nuevo contrato con otra firma de lujo sino que se encuentra solamente evaluando una oferta”, concluyó.

La salida del modisto forma parte del contexto particular que experimenta la firma. La enseña, que espera una cifra de negocios en 2019 de 155 millones de euros, se encuentra en búsqueda de inversionistas desde hace varios meses. La cesión de la parte de Clessidra es prácticamente inminente y ha puesto en alerta a los sindicatos, que se encuentran inquietos por el futuro de la empresa y por los 270 empleados que trabajan principalmente en Florencia.

Según las informaciones que circulan en el sector, el grupo estadounidense Bluestar Alliance, propietario de marcas como Bebe, Catherine Malandrino, Tahari y Brookstone, podría hacer una oferta por 100 millones de euros. El diseñador alemán Philipp Plein estaría también detrás de la firma, apoyado por el fondo inglés Blue Skye Investment Group.

Traducido por Diana León Banda

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - Prêt-à-porterNombramientos
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER